• Inicio
  • > Cómo planificar los objetivos de tu empresa a corto, mediano y largo plazo

Cómo planificar los objetivos de tu empresa a corto, mediano y largo plazo

11 Enero 2017

Arriesgarse a comenzar un nuevo proyecto requiere de cierta organización para funcionar exitosamente. Es necesario establecer un buen plan de acción antes de comenzar a trabajar.

 

foto_objetivosempresariales

Al iniciar de un negocio, la programación es fundamental para conseguir un comienzo auspicioso. En este contexto, la planificación es un aliado insuperable, esta puede variar dependiendo de muchos factores, entre ellos el tiempo de trayectoria de la compañía, sus niveles de crecimiento o áreas de acción.

Si estás partiendo un proyecto no planifiques a tan largo plazo, establece una fecha de inicio y de término, ésta podría ser en un plazo de un año como máximo, para que puedas ir viendo los resultados que obtengas.

Primero hay que ser muy realista, por lo tanto, debes tener claro dónde estás y a dónde quieres llegar. Una vez establecido esto nace una pregunta principal al momento de planificar algo ¿Cómo lo hago? No te compliques haz un calendario de metas mensuales, semestrales y anuales. Así evitarás frustrarte, ya que podrás ir midiendo si se van logrando los objetivos.

Debes informar a tus colaboradores sobre esta planificación ya que si trabajan en conjunto será más fácil alcanzar las metas. De ésta forma cada vez que logren avanzar, debes premiarte y compensar a los que ayudaron a conseguir lo planificado. Así lograrás la motivación necesaria para ir al segundo paso.

Planificación para una empresa establecida

Si llevas tiempo con tu empresa y quieres hacerla crecer, la programación es diferente, ya que la proyección a largo plazo puede llegar a ser de cinco años o más, dependiendo de cuáles sean tus proyectos.

La forma de plantearlo es la misma, debes fijar los objetivos y plantear cómo lograrlos, analizando qué estrategias podrías utilizar para alcanzar tus metas. Debes crear una carta Gantt para que puedas llevar un orden de objetivos e ir analizando los logros en relación a los plazos establecidos.

Debes considerar cuáles son tus factores de riesgo al momento de planificar un cambio para tu negocio, ya que éstos pueden repercutir negativamente en el funcionamiento y la economía de tu empresa. Por lo tanto, es necesario tener un plan de contingencia que ayude a estabilizar cualquier tipo de problemática que pueda surgir.

Te recomendamos utilizar el modelo de Canvas o de negocios para lograr una mejor planificación de tu nuevo proyecto.

– Debes definir cómo financiar el nuevo proyecto, analiza cuánto puedes invertir y no gastes más de lo que puedes pagar.
– Logra diferenciarte del resto, darle un valor agregado a tu producto o servicio que lo haga más rentable.
– Tu relación con el cliente es fundamental, debes proporcionarle un servicio que le sea útil y cumpla con sus necesidades.
– Céntrate en tu producto y trabaja en perfeccionarlo.
– Identifica a qué segmento está orientado tu producto, conocer tu público es clave.
– Debes darte a conocer para expandir tu negocio, utiliza todas las herramientas que estén a tu alcance para visibilizar tu empresa.

No debes olvidar utilizar métodos cuantificables, para tener claro los avances o retrocesos, y así manejar las áreas de refuerzo si es que son necesarias. Lo más probable es que en el transcurso del tiempo existan cambios o modificaciones en tu plan de acción o carta Gantt, pero nunca debes olvidar tu objetivo central ya que es ese tu punto de referencia para alcanzar la meta.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn