• Inicio
  • > ¿Quieres vender? Aquí cuatro métodos que te permiten saber cuánto vale tu pyme

¿Quieres vender? Aquí cuatro métodos que te permiten saber cuánto vale tu pyme

15 Noviembre 2017

Existen al menos cuatro métodos para lograr el cálculo de este número. Todo depende de cuál es el fin al momento de hacerlo.

Se acerca fin de año y no son pocas las compañías que están preparándose para entrar al mercado. No con productos sino que ellas mismas salir a la venta.

Pero, no importando esta intención, siempre es bueno para una compañía tener claro cuál es su valor de mercado, pues así no sólo puede venderse, sino que se puede calcular el volumen razonable de inversiones que se le puede inyectar, si vale la pena diseñar una estrategia de crecimiento orgánico o salir a comprar a otras compañías y, en general, muchas otras decisiones que terminan siendo clave en el desarrollo empresarial de cualquier negocio.

El proceso de saber cuánto vale tu empresa se conoce como valorización, y cuantifica el precio razonable de tu compañía en el mercado.

Y aunque existe coincidencia en el nombre, no es tal en el proceso. Es que si bien todos saben lo importante que es el saber el valor monetario y financiero de una compañía, hay al menos cuatro métodos por medio de los cuales se puede lograr este número. Todo depende de cuál es el fin al momento de hacer este cálculo y de la industria en la que esté presente el emprendimiento.

Método de Múltiplos: Este método tiene que ver con tomar la utilidad del negocio antes de impuestos, depreciaciones, intereses y amortizaciones (lo que se conoce como ebitda). Una vez que se tiene ese dato, y dependiendo del negocio se multiplica ese número por un factor que varía de industria industria. El rango para ajustar la valorización puede ir de entre cinco a 12 veces. Ojo, que este método sólo se puede usar para empresas que tengan historial financiero y contable de varios años… y sólo si la empresa arroja un ebitda en positivo.

Método del descuento por flujo de cajas: Aquí hay que traer a valor presente los flujos futuros proyectados o que se espera se generen durante el período de valuación, el que generalmente es de cinco años, hacia el futuro. Este es el más utilizado por las pymes.

Método por comparación: Este es un sistema indirecto que implica valorar tu empresa tomando como referencia ventas de compañías similares a la tuya, en tamaño, industria o flujos. No es muy efectivo y no siempre es muy certero, por la confidencialidad que suele rodear este tipo de transacciones.

El método de valor de activos ajustados: Éste contabiliza el valor patrimonial de la empresa, sumando sólo los bienes tangibles del negocio. Nada más. Básicamente, significa contar cuánto posee la empresa para calcular el precio de ésta.

Fuente: Emol Pyme

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn